BODEGAS DEL VIENTO

El nombre de nuestra bodega se remonta a los pobladores indígenas de la zona, los indios Huachichiles por su gran devoción al Dios del Viento, a quien ofrecían las cenizas de sus rivales dejándolas volar por los aires como ofrenda