Las mujeres en el vino

La historia del vino mexicano es joven y antigua a la vez, y las mujeres están comenzando a tener una participación cada vez más activa, no sólo en el ámbito de la somelliería y el servicio, sino también en el de producción; y es en este último en donde queda más por hacer en cuanto a género se refiere, y donde las mujeres han demostrado que la vitivinicultura y la enología no son trabajo de hombres. En este artículo mencionamos algunas profesionales de la industria vitivinícola, pero sabemos que no son todas las que están, ni están todas las que son.

Laura Zamora es enóloga de Santo Tomás, y es la primera mujer en estar a cargo de una vinícola en México. Llegó la bodega a los 17 años de edad para hacer prácticas profesionales. Zamora piensa que el trabajo no debe de hacerse bien para demostrar que una mujer puede hacerlo mejor que un hombre, sino para ser el mejor, independientemente del género.

Tru Miller es la actual propietaria de Adobe Guadalupe, reconocida vinícola que fundó con su esposo Donald. A la muerte de su esposo, ella quedó a cargo de la vinícola y del hotel boutique que tienen dentro de la bodega.

Natalia Badán es cofundadora y propietaria de Cavas del Mogor. En la vinícola se han preocupado por no usar pesticidas ni aditivos para sus vinos, y Natalia sigue con esta filosofía y supervisa su cumplimiento.

Cristina Pino estudió agronomía y enología, trabaja como enóloga de Monte Xanic desde el 2013 y dirige el laboratorio de la vinícola, una de las más equipadas y con mayor inversión tecnológica del país. Además, se encarga de la divulgación del vino a través de varios artículos que publica en medios especializados.

A nivel internacional

Jancis Robinson y Laura Catena

Jancis Robinson recibió uno de los premios más cotizados (y que se convirtió en el más absurdo) en cuanto a vitivinicultura se refiere. En 1999, Decanter la nombró “Man of the year”, “Hombre del año”. Ella, tras aceptar el premio, solicitó al personal de Decanter cambiar el nombre de su premio por algo más neutral. Esta crítica inglesa, periodista y editora, ha escrito algunas de las obras más importantes y que se han vuelto imprescindibles para cualquier persona en formación, por ejemplo, The Oxford companion to wine.

Laura Catena nació en Argentina y se graduó de Harvard y Stanford. Es la directora general de la Bodega Catena Zapata, además de tener su propia vinícola: Luca Winery. También es una promotora activa del vino de Mendoza.

La vinícola Cousiño Macul considera que el papel de las mujeres es muy importante para la marca: son ellas quienes se encargan de la cosecha, la selección y la producción. Actualmente, Verónica Cousiño es quien se encarga del marketing y las exportaciones, luego de que le tocó a Isidora Cousiño sacar adelante la vinícola tras el fallecimiento de su suegro.

Estas mujeres (y muchas otras más) han demostrado que la habilidad, el talento, el conocimiento, la destreza y, finalmente, el desarrollo profesional, no tienen género, y eso se hace valer tanto para el medio vitivinícola como para otras profesiones y ámbitos: lo académico, lo deportivo, lo empresarial y muchos más. 


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados