Quieres comprar + de 1 Caja? Llámanos, Escribenos o Chatea en Línea... (55) 52564044 / ventas@tintosnuevaera.com

¿Qué es el TCA?

El TCA o aroma a corcho es un defecto relativamente común. De hecho, un consumidor de vino puede encontrarse aproximadamente cien botellas acorchadas en el transcurso de su vida adulta. Lo primero es saber identificar este aroma; algunos descriptores característicos pueden ser a trapo mojado, cartón mojado, clóset, moho o ropa húmeda (intenta dejar una toalla húmeda dentro de una bolsa de plástico por un par de días y luego huélela, y recuerda el aroma). Si bien el TCA no es dañino para la salud, sí lo es para la memoria de los consumidores que están iniciándose: un vino acorchado puede ser determinante para las futuras decisiones.

VINO ACORCHADO COMO DETECTARLO

El 2, 4, 6 – Tricloroanisol se desarrolla cuando algunos hongos entran en contacto con clorofenoles, o compuestos clorinados (provenientes del cloro). Éstos clorofenoles, que se encuentran en pesticidas, desinfectantes, detergentes y preservadores, son letales para los hongos que, como mecanismo de defensa, desarrollan un proceso llamado biometilación, que sintentiza los clorofenoles en cloroanisoles, inofensivos para el hongo, pero volátiles y de bajo umbral de detección (es decir que se alcanzan percibir sus aromas aun cuando estén presentes en bajas concentraciones).

Para evitar ese problema, las vinícolas han dejado de usar pesticidas y compuestos que tengan cloro en su composición, pero los clorofenoles pueden estar presentes también en los bosques de alcornoque (de donde proviene el corcho) o en las instalaciones de las bodegas. Actualmente, las empresas que fabrican los corchos, como AMORIM, desarrollan investigaciones para prevenir el aroma a corcho en los vinos, mientras que las vinícolas se deciden por otro tipo de cierres, como tapa rosca, para sus vinos jóvenes. Como consumidores debemos saber que, si bien hay medidas preventivas que pueden llevarse a cabo en las vinícolas, la contaminación por TCA no tiene que ver con malos manejos en ningún momento de la cadena productiva, sino con la interacción de elementos que conviven de manera natural en las bodegas, por lo tanto, si nos encontramos con alguna botella acorchada, lo mejor que podemos hacer es darle otra oportunidad a otra botella de la misma etiqueta. Si sucede en un restaurante, el gerente o sommelier no tendrá problema en reemplazar la botella con TCA por una nueva. Las tiendas en línea también ofrecen devoluciones o la opción de enviar otra botella.


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados