Quieres comprar + de 1 Caja? Llámanos, Escribenos o Chatea en Línea... (55) 52564044 / ventas@tintosnuevaera.com

¿Cómo sé con qué acompañar un vino? Temperatura ideal

Es importante dejar algo claro: el vino es una bebida para todos los días, y no es necesario esperar alguna ocasión especial para abrir una botella. De todos modos, y si estamos iniciando en el consumo de vino, sí hay algunas circunstancias básicas que podemos tomar en cuenta al decidir qué botella de vino queremos descorchar.

Los vinos blancos sin paso por barrica se caracterizan por tener una acidez bien refrescante, y se recomienda servirlos entre 7 y 10°C. Éstos acompañan perfectamente una pizza sencilla, una ensalada, mariscos poco condimentados y con salsas ligeras o incluso para un día de calor (así como tomaríamos una cerveza)

Los vinos blancos con paso por barrica se deben de servir entre 10 y 12°C. El paso por madera les da más complejidad aromática, que nos ayudará a maridarlos con pastas con salsas cremosas, pescados un poco más grasos, cebiches, aguachiles y, ¿por qué no? una película y unas palomitas de maíz con mantequilla.

Los vinos espumosos se deben de servir entre los 6 y 7°C y, como es importante que mantengan esa temperatura, es mejor no llenar la copa, para que el vino no se caliente. Dentro de los vinos espumosos existen varias clasificaciones, que van desde dulce hasta brut nature (es decir, del más dulce al más seco), todos funcionan bastante bien con un buen mole o, incluso, con un plato de frutas para picar. Muchas veces reservamos los vinos espumosos para celebraciones, pero existen en el mercado una gran variedad de marcas y etiquetas de todos los precios y para todas las ocasiones; así, podemos abrir una botella cualquier día y en cualquier momento.

Los vinos rosados se recomiendan entre los 6 y 7°C; acompañan de maravilla a la cocina tradicional mexicana, hay que probarlos con cochinita pibil o tacos al pastor. En nariz, se debe de percibir mucha frutalidad, y en boca debemos esperar una acidez rica, que nos invite a tomar un poquito más.

Los vinos tintos jóvenes se sirven entre 12 y 14°C. Los fermentados de este tipo buscan, también, ser refrescantes y fáciles de beber. Van de maravilla con la comida o cena cotidiana: sándwiches, tapas, tacos, pizzas, etcétera. También se vale descorchar un tinto joven aunque no esté en nuestros planes acompañarlos con alimento;  sus características frutales y ácidas los hacen muy agradables al paladar.

Los vinos tintos con paso por barrica tienen, también, una gama aromática más amplia, y estos sí nos piden acompañarlos con un poco de comida: cortes de carne con buen marmoleado, estofados o preparaciones de cocciones largas y otros platillos más intensos y especiados. La temperatura de servicio que se recomienda para estos vinos es de 14 a 16°C.

Finalmente, los vinos de postre se recomiendan  a 6 o 7°C. Generalmente, las botellas de estos vinos son de un formato más chico; por el grado de dulzor de los vinos, generalmente bebemos mucho menos. Quedan deliciosos, por ejemplo, con un plato de ate con queso o un pay de manzana.

Conforme vamos acercándonos más al consumo de vino y éste se vuelve una bebida más cotidiana, es importante que perdamos el miedo a descorchar botellas y “equivocarnos de ocasión”; cualquier momento es bueno para tomar un vino de cualquier tipo, sin importar el estilo o el costo. Lo único importante es disfrutarlo, compartirlo con quien nosotros queramos, aprender de él y, sobre todo, que nos deje con sed de saber más.

Temperaturas adecuadas para tomar vino blanco, rosado, tinto o espumoso


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados