Quieres comprar + de 1 Caja? Llámanos, Escribenos o Chatea en Línea... (55) 52564044 / ventas@tintosnuevaera.com

Comida y bebida en la obra de José Guadalupe Posada

“La muerte es democrática, ya que a fin de cuentas, güera, morena, rica o pobre, toda la gente acaba siendo calavera.”

- José Guadalupe Posada

El jarabe guadalupe posada
El jarabe de ultratumba. José Guadalupe Posada

Andrea Vázquez Azpíroz. José Guadalupe Posada nació en Aguascalientes el 2 de febrero de 1852 y murió en la Ciudad de México el 20 de enero de 1913. Fue famoso por sus caricaturas y grabados de escenas costumbristas y de crítica socio-política y, especialmente, por la Catrina.

La obra de Posada se caracteriza por representar la vida cotidiana de las clases menos privilegiadas en México; recrea con humor y crítica los prejuicios de la realidad social que le tocó vivir. Su obra abarca muchos temas: calaveras o imágenes relacionadas con el Día de Muertos, catástrofes naturales, accidentes, sucesos sociales y vida cotidiana. Quizá su obra más conocida sea la Catrina, que bebe pulque, monta a caballo y tacha de hipócritas a las clases privilegiadas de su época. Originalmente, la Catrina se llamaba “la calavera garbancera”, pues así se conocía a las personas de sangre indígena pero que pretendían ser europeos. Así, la sátira social, la muerte, la injusticia y el humor negro se convirtieron en los hilos conductores de la obra de Posada, que tomaba como marco de referencia escenas costumbristas: fiestas con antojitos, pulque y música. Produjo imágenes que se convirtieron en santo y seña de una época. Poco a poco, el hidrocálido fue definiendo un estilo propio, que fue reconocido por artistas de la talla de Orozco, Rivera y Pellicer. Su obra se vuelve un objeto de lectura de la vida cotidiana y permite un acercamiento a las prácticas del pueblo. Y no, esas apariciones de la cultura popular en su obra no son fortuitas; responden a un interés y una historia particular.

Jose Guadalupe Posada

En su obra existen elementos que marcan un antes y un después en el grabado mexicano. Antes de Don Lupe, éstos se hacían con fines propagandísticos y para distribuir figuras religiosas. Posada comenzó a hacerlos para periódicos, cajas de cerillos, caricaturas y muchos más. Además, no sólo retrataba al pueblo sino que producía para él, que, a su vez, se identificaba en sus ilustraciones.

De golosos y tragones, están llenos los panteones

Los ritos funerarios constituyen una práctica universal, y en México también se convierten en una afirmación de la vida y de la creatividad. Bien decía Octavio Paz que el día de muertos es un presente en donde pasado y futuro, al fin, se reconcilian. En una ofrenda, la función de los alimentos es primordial: sirven de puente entre el mundo de los vivos y de los muertos, y ofrecerle alimentos a los difuntos es una forma de manifestar su presencia a la comunidad.

Además, los alimentos ya son, por sí mismos, una herramienta para reforzar los lazos sociales: el intercambio de éstos actúa como indicador de relaciones interpersonales. Y la alimentación humana como símbolo, y más en el contexto del Día de Muertos, no escapa la mirada de Posada. Lo vemos, por ejemplo, en su obra Gran comelitón de calaveras, donde los esqueletos, vestidos con la moda de la época, comen y beben en un cementerio. En El jarabe en ultratumba, calaveras vestidas con la indumentaria de personas de clase baja bailan, comen antojitos y beben pulque. En La calavera tortillera, Posada nos deja ver un poco de los oficios en los que se ocupaban las mujeres de las clases sociales menos favorecidas, y en La Calavera Alcohólica, el grabador nos deja ver que este vicio no respeta clases sociales.

Así, Posada se convirtió en un referente para la identidad de los mexicanos: el día de muertos, la experiencia de vida de los sectores menos favorecidos de la población, los problemas políticos y económicos, las figuras públicas y la vida cotidiana pasaron por la mirada del artista, quien los reinterpretó y ahora, nosotros los hemos adoptado dentro  de nuestra memoria colectiva.


1 comentario

  • No se conoce ningún escrito personal de Posada por lo que la frase que pone como epígrafe es falsa. Saludos https://agusanvh.blogspot.mx/

    AGUSTIN SANCHEZ GONZALEZ

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados